En verano y días soleados son la sensación, contar con una alberca propia es símbolo de diversión y placer. Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos echado un rico chapuzón o pasado horas sumergidos en el agua. Nuestros padres siempre nos recuerdan la importancia de no tomar el agua ...